“El retiro de Milani fue por razones personales, no le den más vueltas”

0
91

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, sostuvo hoy que la decisión “es un hecho simple” y afirmó que se debe a motivos personales del ex jefe del Ejército. “Si el propio Milani lo dijo por qué hay que buscarle la vuelta a estas cosas”, se preguntó.

Lo expresó en su habitual encuentro con periodistas al ingresar a la Casa de Gobierno, tras ser consultado si el retiro del jefe del Ejército, general Milani, fue por conveniencia electoral.

Para el jefe de ministros, “cualquiera dice cualquier cosa y esto es una expresión del propio general Milani: el que dice que pide el pase a retiro por razones personales, ¿porque hay que buscarle la vuelta a éstas cosas?”.

Recordó una expresión de un fraile franciscano de fines del siglo XIII, que se conoce como la navaja de Ockham, “que significa que entre las mismas condiciones, la explicación más sencilla suele ser la correcta y todos le buscan una explicación a una situación y no tiene que darse más vuelta: pidió el retiro por razones personales”.

Añadió que “aquí se viene a dar el ejemplo de la navaja de Ockham ante la igualdad de condiciones la explicación más sencilla suele ser la más correcta y ya tiene 800 años”.

Consultado sobre la posibilidad de que el militar sea llamado a declaración indagatoria en dos causas penales que afronta en Tucumán y La Rioja, Fernández recordó que cuando se elevó el pliego del general Milani a la comisión de Acuerdos del Senado de la que formaba parte, “el expediente no tenía absolutamente nada que explicara específicamente lo sucedido y lo que decía en aquel momento era que si no se explica una razón contundente, y si no había razones que lo explicaran, ¿porque no otorgarle el ascenso para ser jefe del Estado Mayor del Ejército?”.

“Eventualmente si en algún momento fuera llamado a indagatoria o procesado, la Presidenta, como lo había hecho en otra ocasión con otros jefes militares, le daría el retiro y ahora él pidió el retiro por razones personales”, concluyó.

SIN COMENTARIOS