El FPV Tigre debatió sobre violencia de género y políticas de Estado

0
176

Los candidatos a concejales Martín Gianella, Sergio Romano y Sebastián Schafer participaron de una charla abierta que tuvo lugar en el local central del Frente para la Victoria Tigre. Allí se debatió sobre violencia de género con especialistas en el tema como las diputadas provinciales Mónica Macha y Lucía Portos, y la periodista Florencia Alcaraz, una de las organizadoras de la marcha “Ni una menos”.

Asimismo, fue muy destacada la presencia de Julia Ibarra, madre de Tamara López, víctima de femicidio en el distrito en enero de este año. Y participaron muchas mujeres cooperativistas del programa “Ellas Hacen”, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, dirigido a mujeres en situación de vulnerabilidad

En primer lugar, Gianella se refirió a la actual dinámica de acción en estos casos y remarcó que “más allá de lo que puedan decir algunos funcionarios municipales sobre cierto dispositivo de alarma, está mal que sea el COT quien tenga el monopolio de decidir a quién le da un botón antipánico y a quién no”, en referencia al dispositivo DAMA. “No sólo porque los agentes no tienen formación específica al respecto, sino porque además tiene requisitos muy burocráticos el otorgamiento de este dispositivo. La mujer tiene que denunciar judicialmente a la persona con la que vive, para luego volver al hogar a esperar a que el juez emita una orden de exclusión del hogar. La justicia no está a disposición de las mujeres que sufren violencia de género”, agregó el candidato a concejal.

Para esto “proponemos la creación de un Consejo Municipal de la Mujer, que pueda decidir a quién le otorga el botón antipánico, pero sobre todo que pueda ofrecer asistencia de psicólogos, asistentes sociales y patrocinio legado. Nos parece que, con un presupuesto anual de 2800 millones de pesos como el que tiene el Municipio de Tigre, perfectamente se podría hacer cargo de la creación y mantenimiento de una institución así. Está claro que no se soluciona este problema con la creación de un organismo municipal. Tiene que haber una política activa que atraviese todos los estamentos municipales”, agregó Gianella.

 

Por su parte, el candidato a segundo concejal, Sergio Romano, expresó: “En Tigre lamentablemente tenemos muchos casos de femicidios, sobretodo en adolescentes, por eso vamos a impulsar esta nueva área, que esté abocada en tratar no sólo los casos de violencia, sino también en realizar un fuerte trabajo de concientización del maltrato y la contención. Tenemos que prevenir que nuestras mujeres pasen por situación de violencia en el hogar. Así, como también proponemos la creación de una casa refugio para la mujer, e hijos menores, de victimas de violencia de género, para aquellas vecinas que carezcan de un lugar alternativo”.

Por su parte, la diputada provincial Lucía Portos señaló que, a nivel legislativo, uno de los primeros pasos que se ha dado en la lucha contra la violencia de género es que “le pusimos nombre al asesinato por la simple condición de ser mujer, y le pusimos ‘femicidio’ y está regulado por el Código Penal. Esto nos permitió cuantificarlo y los números son mayores a los que nos imaginábamos. Así, ha tenido lugar la creación de un registro que está funcionando en el Ministerio de Justicia y que está pronto a dar su primera estadística, para tener números reales”.

La diputada Macha, a su turno, señaló que es necesario “poder pensar este tema de manera conjunta y en clave de gobierno local, para pensar en el futuro. Hay algo que tiene la desigualdad de género que tiene que ver con la desigualdad histórica y social. Ponerla de manifiesto es una tarea política y comunitaria muy importante. El gobierno local es una de las instancias fundamentales porque tiene que ver con la cercanía con los habitantes. Es importante que haya equipos de contención con perspectivas de género, porque lo que tiene este tipo de violencia es que quien la padece piensa que le pasa solamente a ella y lo vive de manera privada, asilada, vergonzante”. Y finalizó diciendo que “debemos trabajar con el objetivo fundamental de lograr una sociedad más justa, más igualitaria, y que nunca descanse en el bienestar de una persona por sobre la humillación de otra”.

SIN COMENTARIOS