Leo Mayer abrirá la serie de Copa Davis frente al serbio Krajinovic

0
126

El cotejo entre el local, 22 en el ranking mundial, y el europeo (87) iniciará mañana, desde las 11, la serie por los cuartos de final del Grupo Mundial, a celebrarse en el predio de Tecnópolis, sobre polvo de ladrillo.

El orden de los partidos se determinó con el sorteo que se realizó en el citado escenario, con capacidad para 9.300 espectadores, y que determinó que el segundo punto lo animen Federico Delbonis (77)-Viktor Troicki (20).

El sábado, desde las 12, en tanto, se desarrollará el tercer punto con el cotejo de dobles entre los ‘albicelestes’ Carlos Berlocq-Diego Schwartzman ante Dusan Lajovic-Nenad Zimonjic.

Finalmente el domingo, a partir de las 11, culminará la serie, en principio, con los encuentros entre Leonardo Mayer-Viktor Troicki y Federico Delbonis-Filip Krajinovic.

El vencedor de esta serie jugará, entre el 18 y 20 de septiembre venidero, ante el ganador de la serie que animarán Bélgica y Canadá, en el Sportpark Krokodiel, en la ciudad belga de Middelkerke.

En principio, una gran responsabilidad sobre el destino que tenga esta serie para Argentina recae sobre Mayer, el número uno del país, pero el correntino puso las cosas en su lugar al expresarle a Télam: “No soy el as de espadas del equipo, me siento uno más y creo que cada uno es importante; no tengo más presión que el resto”.

No obstante, ‘Leo’ se convirtió en un jugador de los considerados “coperos” gracias a su triunfos en la Davis, especialmente el alcanzado ante el brasileño Joao Souza tras seis horas y 42 minutos de juego, por 7-6 (7/4 el tie break), 7-6 (7/5), 5-7, 5-7 y 15-13, en la primera ronda del Grupo Mundial en Buenos Aires, en marzo último.

“Entrené toda la semana pensando en mi tenis, ya que no tenía claro a quién iba a enfrentar. Mi rival no lo conozco mucho, sé que viene con confianza porque ganó un torneo el fin de semana, pero creo que si las cosas salen bien le voy a dar el punto a Argentina”, añadió Mayer.

Por su parte, Delbonis señaló sobre su primer partido que “Troicki es un rival de mucho respeto, si bien su juego es más apto para superficies rápidas, se trata de un tenista muy completo”.

“Espero rendir en mi nivel y darle el punto a mi país”, completó el azuleño, que tras el éxito de Mayer ante Souza en la serie pasada con Brasil, le tocó definir el quinto punto y derrotó a Thomaz Bellucci.

Serbia, por su parte, le ganó en la ronda inicial del Grupo Mundial, también en marzo pasado, a Croacia, en un clásico europeo, por un rotundo 5-0, con una formación liderada por Novak Djokovic, el mejor tenista del planeta y campeón del domingo último en Wimbledon que será la gran ausencia en Buenos Aires.

Con respecto a Krajinovic, adversario de Mayer en el inicio de la serie, el domingo último ganó en el Challenger de Braunschweig, en Alemania, sobre polvo de ladrillo, y ahora reemplazará como singlista a Dusan Lajovic, quien perdió hace siete días en igual superficie con el argentino Nicolás Kicker (176) en la ronda inicial del Challenger de Todi, en Italia, y que jugará en el dobles en Tecnópolis.

Argentina espera confiado una serie que pasó de casi inaccesible de haber estado Djokovic, a jugable y con posibilidades de éxito, lo que significaría meterse de nuevo entre los cuatro mejores de la Davis, algo que sucedió por última vez en 2013 (se perdió con la República Checa, en Praga).

El vencedor de esta serie jugará, entre el 18 y 20 de septiembre venidero, ante el ganador de la serie que animarán Bélgica y Canadá, en el Sportpark Krokodiel, en la ciudad belga de Middelkerke, sobre polvo de ladrillo.

Bélgica es favorito ya que cuenta con un tenista de buen nivel como David Goffin (14) y su rival no tendrá por lesiones a Milos Raonic (8) y Vasek Pospisil (26).

SIN COMENTARIOS