Una nena de 5 años llegó muerta y con golpes al hospital e investigan si hubo violencia doméstica

0
203

Una niña llegó muerta con golpes y alguna quemadura al hospital de San Fernando y ahora se investiga si fue víctima de un homicidio en un caso de violencia doméstica o si, tal como contó la madre, la muerte está vinculada a una caída o un cuadro de epilepsia.

La autopsia de la víctima, identificada como Dayanned Mejía Villarroel (5), de nacionalidad boliviana, se realizaba desde las 10 y será la clave para que la Justicia determine si se trató de un hecho criminal en el que su madre y el padrastro podría convertirse en imputados.

Todo comenzó ayer por la mañana cuando la pareja llegó al Hospital Petrona V. de Cordero con la nena con un paro cardiorrespiratorio, del que no pudo recuperarse pese a los 20 minutos de maniobras de resucitación a las que fue sometida.

Los médicos que la atendieron advirtieron que Dayanned tenía hematomas en la cadera, los brazos, las piernas y el rostro y, además, presentaba una quemadura en el dorso de su mano izquierda y el lado izquierdo de la cintura.

La madre de la niña le dijo a los médicos que su hija era epiléptica y que el día anterior se había caído de una escalera interna que hay en su vivienda de la localidad de Virreyes Oeste y se había golpeado la espalda y la nuca, entre otras partes del cuerpo.

Según el relato de la madre, su actual pareja, padrastro de la nena, fue quien la encontró ayer a la madrugada desvanecida sobre una alfombra y decidieron llevarla al hospital.

Los médicos hicieron la denuncia policial ante la posibilidad de estar ante un caso de violencia doméstica y de inmediato la causa quedó en manos del fiscal Facundo Osores Soler, a cargo durante la feria judicial de todas las áreas de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de San Fernando.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que antes de tomar cualquier determinación, el fiscal aguardaba el resultado de la autopsia de la nena que se realizaba en la morgue de la Policía Científica ubicada en el mismo hospital donde llegó muerta.

Los voceros indicaron que el fiscal, además, mandó a secuestrar la historia clínica de la nena en otros centros médicos donde aparentemente se tendía para constatar si es cierto que padecía un cuadro de epilepsia.

Osores Soler también ya puso a trabajar a detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Fernando para hacer averiguaciones en el barrio donde vivía la víctima.

“Todo depende de la autopsia. Ahí sabremos si estamos ante un homicidio o si la muerte pudo estar vinculada a un tema médico”, dijo a Télam un vocero judicial.

La misma fuente indicó que “al margen de que se constató que había golpes, a simple vista ninguno de ellos aparentaba ser causal de una muerte. Hay que esperar la palabra de los forenses”.

SIN COMENTARIOS