La reserva de San Isidro colabora con la restauración ambiental de otras áreas protegidas

0
338

El Parque Natural Municipal Ribera Norte dona plantas nativas a otras reservas para que conformen su patrimonio ambiental. En 2015 contribuyó con las reservas de Lugano y de Lomas de Zamora.

Las plantas nativas del Río de la Plata son las especies que originalmente cubrían la costa y la barranca de la zona norte de Buenos Aires, antes de que se conformaran las grandes ciudades en las que hoy vivimos. Por eso en San Isidro hay un Vivero Municipal que se encarga de preservarlas.

Cumplen un rol fundamental en la conservación del patrimonio natural, de la flora y fauna original, porque la forestación autóctona -por ejemplo- influye en la capacidad de respuesta ante fenómenos como inundaciones o sequías.

Vivero-Municipal-A

Por eso en el Vivero Municipal de Plantas Nativas de San Isidro, que pertenece al Parque Natural Municipal Ribera Norte, se cultivan alrededor de 230 especies. Estas plantas se destinan a restaurar áreas naturales protegidas del Municipio; arbolado urbano; y otras se donan a escuelas e instituciones públicas y privadas.

Durante el primer semestre de 2015 se donaron alrededor de 200 ejemplares a la futura Reserva de Lugano de la Ciudad de Buenos Aires y otras a la Reserva Municipal Santa Catalina de Lomas de Zamora. También se donaron a la Universidad de Buenos Aires; al Avellaneda Yacht Club; a Vecinos por la Ecología; entre otras.

SIN COMENTARIOS