Denuncian que Cariglino se quiere aumentar el sueldo a 138.000 pesos antes de dejar su cargo

0
191

El intendente electo de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini, denunció que el jefe comunal saliente “está vaciando las instituciones públicas y las arcas municipales”, y que “pretende aumentar su sueldo a más de 138.000 pesos”.

En conferencia de prensa, Nardini denunció públicamente “actos de corrupción de Cariglino, quien dio la orden de vaciar las instituciones deportivas y sanitarias, y que ahora pretende, por vía de una ordenanza municipal, aumentar su sueldo a más de 138.000 pesos, remuneración que supera la que percibe la Presidenta de la Nación”.

Nardini, quien ganó los comicios del 25 de octubre último encabezando la lista del Frente para la Victoria (FpV) en Malvinas Argentinas, asumirá el cargo el próximo 10 de diciembre.

“Esta es una muestra más de la crueldad del intendente saliente, quien no quiere que llevemos adelante una transición ordenada”, aseguró Nardini quien exhibió ante la prensa el proyecto de ordenanza municipal impulsado por Cariglino, quien en su recorrido político de los dos últimos años pasó por el Frente Renovador, después migró al Pro de Mauricio Macri, para volver a las filas de la agrupación de Sergio Massa, en cuya boleta electoral buscó su quinta reelección como intendente, con resultado negativo.

Cabe recordar que hace pocos días el reelecto intendente de Vicente López, Jorge Macri, referente político en el Pro y Cambiemos, dijo que el sueldo de 80.000 pesos que cobra por su cargo no “le alcanzaba” para sus gastos, por lo que -afirmó- necesita tener otros ingresos.

“En nuestra gestión no habrá estos sueldos absurdos, que sólo traen atraso para los vecinos. Da vergüenza lo que están haciendo Cariglino y sus funcionarios con el dinero de las familias malvinenses, defraudando incluso a quienes lo votaron en las elecciones generales”, sostuvo Nardini.

Asimismo, el intendente electo aseguró que llevará estos actos de corrupción a la justicia, porque “empobrecen la vida de los vecinos” y demuestran que “Cariglino y sus funcionarios no quieren que Malvinas avance”.

“Sabía que esta transición iba a ser complicada porque el intendente saliente siempre antepone su interés personal por sobre el bienestar de los vecinos y estas medidas dan cuenta de esto”, agregó.

Ante esta situación, Nardini se comprometió a llevar estas denuncias a la justicia “para terminar con el caudillismo y el autoritarismo que impuso durante estos veinte años Cariglino. Por eso vamos a desarrollar una gestión eficiente para que las obras lleguen a Malvinas Argentinas y los vecinos adquieran los derechos que le fueron negados durante años”, finalizó.

SIN COMENTARIOS