Arba optimiza el monitoreo satelital integrado

0
201

El director de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires, Iván Budassi, presentó el programa de Monitoreo Estratégico Satelital Integrado (MESI), que permitirá cruzar la información que aportan 18 satélites en órbita con diferentes bases de datos tributarios, de manera de optimizar los controles sobre las partidas inmobiliarias, tanto en la planta urbana como rural.

Budassi explicó que “este nuevo esquema de fiscalización unifica e integra diferentes herramientas que Arba desarrolló en los últimos años para detectar irregularidades en los impuestos Inmobiliario y sobre los Ingresos Brutos, de manera de potenciar la capacidad y eficiencia de los controles”.

Respecto del mecanismo de trabajo, sostuvo que “el gobernador Daniel Scioli siempre promovió la innovación tecnológica y la capacitación permanente de los profesionales de Arba. Hoy, ese perfeccionamiento nos permite vincular las imágenes satelitales, la cartografía digital y un importante caudal de información referido a la actividad de cada contribuyente, y cruzar todo eso con diferentes bases de datos, entre ellas las de Afip”.

De hecho, la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA) estará encargada de desarrollar una auditoría sobre el monitoreo satelital de Arba, luego de un acuerdo suscripto entre Budassi y el rector de esa unidad académica, Guillermo Tamarit.

De esta manera, Tamarit destacó que “nuestra Universidad, a través de las facultades de Informática y Agronomía, realizará una auditoría externa de este novedoso programa para contribuir con la elaboración de nuevos instrumentos de producción que permitan generar un conjunto de datos que sean proactivos en el diseño de políticas públicas”.

Cabe destacar que a través de la información satelital y el apoyo de imágenes HD provistas por drones, Arba realiza relevamientos en zonas urbanas y countries para detectar construcciones no declaradas. A la vez, esa tecnología posibilita monitorear actividades agrícolas y ganaderas, determinar la humedad de los suelos, establecer tipo de cultivo, fechas de siembra y cosecha, estimar rendimientos productivos y momentos de comercialización, entre otros datos relevantes.

Luego, gracias a la integración que se produjo en el último tiempo entre las bases de datos de Arba y Afip, la información específica de cada partida se cruza con las declaraciones juradas de Ingresos Brutos y Ganancias presentadas por los contribuyentes, de manera de detectar eventuales inconsistencias y accionar contra los infractores.

Esta complementación de elementos tecnológicos, sumada a la convergencia de diferentes bases de datos, posibilitará a Arba intensificar las acciones de control fiscal y facilitará la detección de posibles subdeclaraciones de ingresos en la actividad agropecuaria, así como también una mayor precisión para localizar construcciones urbanas sin declarar.

SIN COMENTARIOS