San Fernando da consejos a los vecinos para el cambio brusco de temperatura

0
181

La Comuna acerca recomendaciones para afrontar el fuerte contraste climático. El Director de Atención Primaria, Dr. Marcelo Pechieu, recuerda la importancia de utilizar correctamente el aire acondicionado y explica por qué bebés, abuelos, y personas con enfermedades crónicas respiratorias y cardiovasculares son los grupos más afectados.

En vista de los bruscos cambios de temperatura que afectan a Buenos Aires, el Municipio de San Fernando acerca a los vecinos consejos para evitar inconvenientes en su salud.

El Director de Atención Primaria, Dr. Marcelo Pechieu, explicó que en estas situaciones “la población más afectada son los más chicos y los más grandes, es decir, los adultos mayores y los bebés. Pero también afecta a los que tienen problemas cardiovasculares y, sobre todo, respiratorios o alérgicos”

El doctor resaltó la importancia de utilizar correctamente el aire acondicionado, ya que a veces se lo programa con temperaturas muy frías: “Lo ideal es que esté a 24 grados, y ponerse un saco. Hay que tratar de que los cambios de ambiente no sean tan bruscos, porque el aire reseca las mucosas y eso hace que bajen las defensas, por eso la gente se resfría. Además, los gérmenes se acumulan en habitaciones cerradas y no ventiladas”. En este sentido recomendó tener airear las casas aunque sea media hora durante el día.

“No podemos prevenir los cambios de temperatura pero si estar atentos a lo que puede pasar: deshidrataciones, resfríos, estados gripales, sinusitis, enfermedades de vías respiratorias por uso de pileta (otitis, laringitis, rinitis) todas dolencias benignas que pueden ocurrir pero que hay que estar alertas a las complicaciones”, continuó Pechieu.

También consideró necesario llamar la atención de los que ya tienen enfermedades crónicas cardiovasculares, ya que la extrema temperatura los afecta más que a otras personas: “Cuando hace calor usan mas medicación, más diuréticos, que no necesitan tanto cuando hace frío”.

Por último, recordó que es fundamental vestirse adecuadamente: “Ahora no está haciendo un frío invernal, por eso hay que abrigarse pero no en exceso, de una manera que uno se sienta cómodo. Lo mismo con los más chicos: que estén frescos, no sobre-abrigarlos. Cuando hace calor, hay que tener a los niños en lugares frescos y ventilados, y si van al sol que usen gorra”.

SIN COMENTARIOS