Massismo defiende a Lavagna

0
167

Las reacciones y acusaciones lanzadas por distintos funcionarios del Poder Ejecutivo contra Roberto Lavagna, a raíz de sus declaraciones sobre las similitudes de las medidas económicas del actual gobierno con las empleadas por Martínez de Hoz y por el menemismo, generó una sólida respuesta por parte de Graciela Camaño, Felipe Solá, Jorge D’Onofrio, Jorge Sarghini, José Ignacio de Mendiguren, Aldo Pignanelli, referentes del Frente Renovador avalando las palabras del Lavagna.

La presidenta del Bloque Frente Renovador-UNA de la Cámara Baja, Graciela Camaño, no dudó al afirmar que “ningún funcionario de Macri tiene la estatura moral ni política, ni la calidad patriótica, de Roberto Lavagna para cuestionarle ningún comentario, análisis o pensamiento. En cambio, esta reacción sí habla mucho de quien intenta el cuestionamiento, de su intolerancia. En esto el Gobierno es muy parecido al kirchnerismo”.

En tanto,el diputado nacional Felipe Solá, consideró que el “el Gobierno se enoja con Roberto Lavagna porque dice la verdad. Y se enoja especialmente con él, porque Roberto tiene una autoridad profesional ganada por su trayectoria y su capacidad demostrada. Hoy a la gente no le alcanza el sueldo, las pymes están cerrando y está cayendo el consumo y el empleo. Y pretenden ocultar esta realidad diciendo que ellos no son lo mismo que la Dictadura. Lo que realmente dijo Lavagna es que esta política económica ya la vivimos en la Dictadura y en los años de Menem”.

El Presidente del bloque de senadores del Frente Renovador, Jorge D’Onofrio, manifestó que “si a Cambiemos le parecieron declaraciones ‘poco felices’, quizás sea porque solo quieren escuchar que hablemos de la ‘revolución de la alegría’, diciendo que todo está bien y que la economía está perfecta”.

Asimismo, el presidente de la Cámara de Diputados y ex ministro de Economía bonaerense, Jorge Sarghini, expresó: “En lugar de descalificarlo imputándole intenciones que no tiene, mi recomendación al Gobierno nacional es que lo escuche más a Lavagna y así se equivocarán mucho menos”.

Por su parte, el diputado José Ignacio de Mendiguren sostuvo que las palabras del ex ministro de Economía “describen una realidad incontrastable, y segundo, describen un viejo y triste problema para la Argentina. Cada vez que en el país primó la valorización financiera con alta tasa de interés, retraso cambiario e ingreso irrestricto de capitales, los sectores productivos que generan dólares genuinos se vieron aplastados. Eso restó la posibilidad de pago de las deudas contraídas y pasamos a depender y estar subordinando a los mercados financieros internacionales. No podemos volver a repetir esas experiencias pero hoy notamos el peligro de volver a esas políticas”.

En tanto, el referente económico del Frente Renovador, Aldo Pignanelli, aseveró que concuerda “en un 100 por ciento con lo dicho por Lavagna. El país debería tener buena memoria porque estos mismos personajes, estos mismos apellidos, que hoy están en el Banco Central, en el Ministerio de Hacienda y en otros lugares, son los mismos apellidos que nos llevaron a las otras crisis. El atraso en el tipo de cambio, el endeudarse sin límite, que la renta financiera sea más rentable que la renta productiva, son avisos. Ya sabemos a dónde nos conduce todo eso. A más pobreza, a más recesión y a una mayor entrega del país”.

SIN COMENTARIOS